Patrimonio y Territorio

Pérdida patrimonial en Viña del Mar

Resignación. No hay otra palabra que resuma de mejor manera lo manifestado por el Colegio de Arquitectos de la Región de Valparaíso sobre un inmueble ubicado en pleno centro de Viña del Mar, donde aseguraron que a comienzos de esta semana empezaron los trabajos para su demolición.

Si bien el presidente de la orden, Claudio Reyes, indicó que el inmueble cuenta con una orden de demolición vigente, aseguró que nuevamente un edificio de similares características “se perderá por la falta de una política de conservación patrimonial que no tiene Viña del Mar”.

“Es lamentable. Es una casa que data de principios del 1900 y que tiene un valor histórico para la cultura de la región. Tengo entendido que el martes comenzaron los trabajos de demolición, que deberían demorar dos semanas”, comentó Claudio Reyes.

Y agregó que “sé que el director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Andrés Bello -Juan Mastrantonio- de la que el instituto depende-el AIEP, que colinda con la casa-, intentó realizar una serie de gestiones para proteger esta casa, pero no obtuvo resultados satisfactorios”.

Justamente, la concejala Eugenia Garrido, presidenta de la Comisión de Cultura de Viña del Mar, aseguró que se intentó trasladar la residencia a través de una “minga” (tradición chilota que desplaza las casas de un lugar a otro). Sin embargo, por el tamaño y peso de ésta el proceso no fue factible.

“Hicimos una gestión porque existió la disposición del instituto AIEP de donarnos este inmueble para poder trasladarlo. Empezamos a buscar un terreno en alguna población periférica, porque quisimos transformar la casa en un museo, pero lamentablemente no estaba construida con materiales livianos”.

La concejala, además, coincidió con Reyes con que fue el director de la Escuela de Arquitectura quien les ofreció la casa como una donación, con el objetivo de que no se perdiera.

“Juan Mastrantonio tuvo una muy buena disposición para el traslado, incluso nos dijo que los estudiantes de la carrera podían colaborarnos. Podría haber sido un bonito centro cultural”, precisó la edil.

Consultada sobre la falta de una categoría de conservación histórica que tiene el inmueble, y la carencia de una política pública que resguarde por esos edificios, como indicó Claudio Reyes, la concejala reconoció que “efectivamente hace falta una política que vele por estos inmuebles. Esperemos que se puedan modificar las antiguas leyes y este caso marque un precedente para nuestra ciudad”.

Revisa aqui la publicación del diario

http://www.mercuriovalpo.cl/…/10/17/full/cuerpo-principal/9/

Agregar un comentario