Debates Desarrollo Urbano

colegio abre debate por expansión portuaria

Gratamente sorprendidos por las fuertes declaraciones que realizó el expresidente Ricardo Lagos en contra del proyecto de expansión portuaria del Terminal N°2 Espigón, se mostraron representantes del Colegio de Arquitectos, parlamentarios, voces técnicas y ciudadanas e incluso, la Cámara Aduanera de Chile, quienes si bien comparten solo algunos matices, valoran la sinceridad del exmandatario y el debate que se abre con su planteamiento.En primer lugar, el presidente regional del Colegio de Arquitectos, Claudio Reyes, compartió el criterio de la afectación visual de la bahía que volvería a estar llena de contenedores como plantea Lagos Escobar, pero también llamó a entender la problemática de fondo que implica que un proyecto de envergadura industrial se instale en una zona urbana y patrimonial.“Un proyecto de envergadura industrial como el T2 impacta no sólo por el ruido, sino que también en el aspecto visual y la relación tan delicada que es el límite entre la ciudad y el borde costero, una zona que no está controlada lo que provocaría problemas en el desarrollo futuro propio de la ciudad”, señaló Reyes.Añadió que las declaraciones formuladas por el exmandatario lo sorprendieron porque van más allá de lo que el Colegio de Arquitectos ha planteado respecto a revisar el emplazamiento, puesto que Lagos Escobar es más claro y duro al señalar que el Terminal 2 de plano destruiría la ciudad de Valparaíso.“Me sorprendieron las fuertes declaraciones del expresidente Lagos, las que apuntan en definitiva a lo inconveniente que será la construcción del T2 tal como hoy está planteado, incluso él avanza aún más de lo que hemos planteado, porque nosotros estamos en una postura de emplazar el proyecto en otro lado, pero Lagos pone una opinión mucho más dura al decir que este proyecto en 20 años quedaría prácticamente obsoleto con la consecuencia de, además, destruir la ciudad tal y como está planteado”, sostuvo el presidente del Colegio de Arquitectos en Valparaíso.

Publicado en el Mercurio de Valparaiso.

Agregar un comentario