Debates Desarrollo Urbano

Carta pendiente al Mercurio de Valparaíso

Hace unos días atrás envié una carta a El Mercurio de Valparaíso, para su publicación, lamentablemente ya ha pasado un tiempo considerable de aquello, y me temo que no contó con el beneplácito del comité editorial, pero como su contenido aún mantiene su vigencia, estimo adecuado su publicación por nuestros medios sociales….

Sr. Director:

El día 31 de enero pasado se cumplió el plazo que la DIBAM se autoimpuso para concluir y dar a conocer el Estudio de Impacto Patrimonial, encargado al consultor colombiano Sr. Juan Luis Isaza por requerimiento de la UNESCO. Lamentablemente, estos retrasos van pareciendo un cuento de nunca acabar, pues ya en dos oportunidades anteriores también se habían entregado fechas tentativas para su publicación, que correspondían a los fines de los meses de octubre y noviembre de 2015. Con sorpresa además, hemos leído las declaraciones del Intendente Sr. Gabriel Aldoney respecto al reinicio de las obras del polémico proyecto Puerto Barón.

Respecto a esta premura, llaman profundamente la atención sus dichos ante un proyecto con diseño aún desconocido, en donde supuestamente se han asumido las 19 observaciones de la Comisión Jara, que recordemos en principio eran 23 -reconocidas por el propio Gobernador-, y que después de pasar por la Subsecretaría de Gobierno, salieron a la última reunión del Comité del Patrimonio Mundial en Bonn solamente 19. Lo qué pasó en el camino, tampoco es conocido.

Son este tipo de acciones las que generan un manto de oscuridad en el proceso de proyectos tan polémicos como “públicos”, y acrecentar la desconfianzas en el Estado garante, más aún cuando se informa que será la estatal portuaria EPV, la que destinará subsidios para el resguardo del Plan de Gestión Arqueológica.

Merece especial atención además el anuncio de una nueva mesa conformada por la Empresa Portuaria de Valparaíso, Mall Plaza, el Ministerio de Transportes, el Sistema de Empresas Públicas, el Consejo de Monumentos Nacionales y la Municipalidad de Valparaíso, y que será encabezada por el propio Intendente, Autoridad con pasado portuario, pero que en reiteradas ocasiones desde su nuevo cargo ha declarado su paternidad sobre el Plan Maestro EPV y sus proyectos Mall Barón y T2. Esta mesa nuevamente queda al debe con una desconocida participación de la ciudadanía, y las organizaciones que han mostrado sus aprensiones con ambos proyectos, y que abogan por un desarrollo más armónico con el medio ambiente natural y acorde a la trama urbana de nuestra ciudad.

Cabe entonces recomendar, tanto a la máxima Autoridad Regional como a la plana directiva de la empresa estatal que administra el puerto, reemplazar cuanto antes la lógica incomprensible y obsoleta que resguarda los intereses privados y sectoriales, para pasar a un actuar transparente que actualiza la misión que le da origen y sentido a su mandato, y que no es más que defender y resolver en favor de los intereses colectivos con planes y proyectos integrales de la mayor calidad posible.

Claudio Reyes Stevens
Presidente Delegación Zonal
Colegio Arquitectos Valparaíso

Agregar un comentario