Debates Desarrollo Urbano

El Poder en La Ciudad

Joan Saavedra de Mateo / Presidente Comisión de Desarrollo Urbano

Con las elecciones Municipales a la vuelta de la esquina, hay ciertos temas que valen la pena colocar sobre la mesa. La planificación urbana ha sido en estos últimos cuatro años la más controversial, por ello es importante mirar qué y cómo será abordado por los candidatos al sillón alcaldicio y concejo municipal. Lo más probable es que no se toque como tema de campaña, ya que les genera incomodidades a los representantes. La razón es bastante simple; reactividad. Frente a los cambios de conducta de la ciudadanía, de pasivos a activos, vemos como diversas organizaciones muestran preocupación por sus barrios y el medio ambiente, gatillado por aquellas “fuerzas” que irrumpen y desequilibran su modo de vida. Y he aquí el dilema, ya que la planificación es una síntesis de la visión de ciudad que, tanto la comunidad como el municipio, acuerdan y rayan la cancha mediante normas urbanas que se permite o prohíbe construir dando forma a esta visión. Entonces, cabe preguntarse ¿Quién rompe este acuerdo?

Saque sus conclusiones. La raíz del problema está en que dicha visión de ciudad, está obsoleta y no responde a las necesidades y tendencias de las comunidades. La sociedad es dinámica pero quienes están a cargo de los instrumentos parecieran no compartirlo. Los municipios son, en primer y último lugar, los responsables de tener, actualizar y modificar los Planes Reguladores.

Si repasamos el estado de estos Planes en el área metropolitana de Valparaíso, encontraremos un rasgo similar, fueron confeccionados entre los años ochenta y dos mil. De aquellos formulados en dictadura, evidentemente no hubo participación ni menos acuerdos, fueron realizados a puerta cerrada con una mirada de ciudad pro desarrollista, es decir, cabe de todo y mucho. De esta época están los de Valparaíso y Concon, quien heredó la norma del ochentero Plan Regulador de Viña. Sobre los instrumentos del año dos mil, se cuenta con Villa Alemana y Viña del Mar. En el caso de Quilpué, data del gobierno de Salvador Allende, en donde se aprecia la diferencia.

A la fecha, y de acuerdo al escenario de formulación revisado, tanto los Planes Reguladores de Concon como de Valparaíso se encuentran en actualización, ya llegando a su etapa final. En tanto, Quilpué y Villa Alemana están en la primera etapa de cinco. Viña del Mar, está al borde de nuevamente estar obsoleto, ya que para el próximo año se cumplen los quince años de vigencia de las normas, en donde no ha partido con la actualización quedando atrás de sus comunas vecinas.

La fórmula entonces, está en equilibrar. Las ciudades necesitan que la sociedad civil sea parte de su gestión y desarrollo, ya que habitan en ellas y hacen su vida, por lo tanto, la llamaremos “Fuerza Social”. Segundo, una ciudad requiere renovarse periódicamente ya sea para acoger a nuevos residentes o contar con lugares para el trabajo, esparcimiento y ocio, a través de construcciones nuevas o remodelaciones. Esta es la “Fuerza Inmobiliaria”. Tercero, la “Fuerza Política”, dedicada a la mediación de las dos anteriores, canalizadora de la fuerza social a la fuerza inmobiliaria, al establecer la conducción sobre la aspiración de sus habitantes en torno a qué tipo de ciudad anhela para el futuro. Quienes están  cargo en primera línea son Alcaldes y Concejales. Para esto cuenta con varias herramientas, como el PLADECO, los Planes Reguladores y Seccionales.

De estas tres fuerzas, está en juego la Política, ya que depende cien por ciento de la fuerza social que entregará su voto a quienes debieran conducir ya sea el equilibrio o la tensión  a generarse sobre cómo se construye la ciudad que habita.

Finalmente, recordar algo sumamente doméstico pero que a veces nos olvidamos; si su preocupación principal es la salud, también debiera ser cuán lejos me demoro en llegar a los consultorios, hospitales o clínicas. La educación, el por qué no hay colegios buenos en el barrio o sector para que los compañeros de los niños vivan cerca y se junten. Pregúntese cuando fue la última vez que estuvo caminando por un parque o plaza, como si fuese algo habitual. La ciudad en que vive debe darle todo esto, y la manera en que lo hace es mediante la Planificación Urbana, para que Ud., que pertenece a la Fuerza Social, transfórmela en Poder y exija su ciudad.

Agregar un comentario