Debates Desarrollo Urbano Patrimonio y Territorio

A la Opinion Publica

COLEGIO DE ARQUITECTOS DE CHILE DELEGACIÓN REGIÓN VALPARAÍSO, SE MANIFIESTA SOBRE EL PROCESO DE MODIFICACION PARCIAL AL PLAN REGULADOR COMUNAL DE VALPARAÍSO

1. El Colegio de Arquitectos de Chile, Delegación Región de Valparaíso es una entidad gremial que busca favorecer con su accionar la conformación de ciudades más inclusivas, más justas, más ambientalmente sostenibles y económicamente viables, así como fortalecer la gobernanza local.

2. Consecuente a lo anterior, apoyamos decididamente la iniciativa de elaborar el estudio de modificación parcial al Plan Regulador Comunal (PRC) impulsada por la Alcaldía Ciudadana el 26 de abril del 2017, para los sectores altos, cerros de Valparaíso. Esto con el objetivo urgente de detener y restringir la construcción en altura de torres y altos edificios que atentan contra la calidad de vida y el patrimonio de nuestra comunidad. Esta postura, que inicialmente contó con la decisión unánime del Concejo Municipal, incluyó la postergación de permisos de edificaciones por sobre 12 metros (equivalentes a 4 pisos), lo que nos parece una decisión acertada, al mismo tiempo que un hito inédito en nuestro país, marcando un potencial giro en la concepción y gestión del desarrollo urbano.

3. Como Colegio de Arquitectos, creemos que las políticas sobre éste y otros aspectos urbanos, deben conciliar la opinión de una diversidad representativa de habitantes y actores sociales con los conocimientos técnicos dispuestos al servicio de la comunidad. Una política de gobierno efectiva y justa, debe incorporar la participación ciudadana, sin desconocer que los antecedentes técnicos son indispensables para direccionar y viabilizar las estrategias de desarrollo local, tanto en el ámbito de la planificación urbana, como de ejecución de planes, programas y proyectos en los distintos territorios.

4. Para el caso de las decisiones sobre la normativa urbana de la ciudad de Valparaíso, el estudio de modificación parcial del PRC en proceso de aprobación, busca restringir la posibilidad de edificación en altura que atenta contra la identidad y calidad de los barrios porteños y de la comunidad. En este sentido, una altura de doce metros en condición de edificación aislado o pareado nos parece técnicamente adecuada. Esto, entendiendo que el estudio de actualización general del PRC, también en curso, deberá definir las particularidades del territorio y a partir de ello normativas más precisas, mejor fundadas, y coherentes para cada sector en el contexto comunal. En espera de lo anterior, una definición de altura máxima de 12 metros en esta modificación parcial, permite limitar y ajustar la densidad, al mismo tiempo de responder a la demanda de servicios urbanos como movilización, vivienda social , comercio de barrio, áreas verdes, equipamientos, etc., otorgando mayor valor al barrio.
5. En efecto, el éxodo de habitantes, ha sido una de las variables que explica la secuencia de deterioro y obsolescencia en que se encuentra la ciudad de Valparaíso. En este sentido, el nuevo Plan Regulador Comunal deberá ser un instrumento que colabore fuertemente en revertir dicho proceso procurando, por una parte, impedir proyectos que aumenten excesivamente la densidad y, por otra parte, favorecer el desarrollo de dinámicas urbanas revitalizadoras e inclusivas en estos sectores.

6. Considerando la importancia de este tema y la urgencia de impedir la construcción de más torres en el sector afectado, nos parece de la mayor relevancia llevar a cabo un proceso impecable desde el punto de vista legal, participativo, administrativo y técnico dentro de los plazos estipulados por la normativa. Por esta razón, y analizados los antecedentes públicos a la vista, esta delegación suscribe la propuesta de reiniciar el proceso de aprobación de la modificación parcial al PRC, atendiendo, entre otros elementos, la alerta del Asesor Urbano, respecto a que una parte del Concejo Municipal desconocía el detalle de la propuesta en lo relativo a la norma de altura, como su fundamentación y falta de respaldo en actas de participación ciudadana temprana, así como de la realización de una modificación ex-pos a la toma de acuerdo, lo cual vulnera lo consignado en el proceso descrito en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, Artículos 2.1.10 y 2.1.11.-

7. Asimismo, el Colegio de Arquitectos de Valparaíso toma razón del llamado de los miembros de la Orden, y considera necesario, por el bien de este proceso y de la comunidad, terminar con las acusaciones personales que se han reproducido en medios y redes sociales afectando al Concejo Municipal, y a los arquitectos en general, poniendo en cuestión la ética y atribuyendo intereses personales en el ejercicio de su profesión.

8. Finalmente, el Colegio de Arquitectos de Valparaíso acuerda apoyar toda iniciativa tendiente a regularizar esta situación y hacemos un llamado a las autoridades municipales, mundo académico y privado, a velar por el diálogo y el respeto de los procesos administrativos en torno a instrumentos de planificación territorial, así como de la aplicación de la normativa urbana. Estamos convencidos que los procesos transparentes y democráticos de participación ciudadana, en conjunto con la adecuada experticia técnica, debe ser la base para establecer un marco de buenas prácticas en los procesos de planificación de la Ciudad.

Colegio de Arquitectos de Chile
Región de Valparaíso
ENERO 2018

Agregar un comentario